Cuentos para educar con inteligencia emocional

Hoy os dejamos 5 recomendaciones de cuentos infantiles para niños y 2 vídeo-cuentos con los que aprenderán a entender sus emociones y a saber tener mejores habilidades sociales.

  1. Soy un dragón (ed. Edelvives) – Es un cuento que explica de una manera muy creativa la ira y cómo nos transforma. El cuento consigue que tu hijo lo identifique y sepa cómo calmarse, o incluso, cómo no llegar a ella.
  2. Arturo y Clementina, Adela Turín – Este cuento nos habla sobre la empatía, y saber que no significa pensar igual o estar de acuerdo con el otro, sino entender su estado emocional y ser capaz de ponernos en su lugar.
  3. El monstruo de colores , Anna Llenas – ”El Monstruo de Colores no sabe qué le pasa.
    Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones.”
  4. Hoy estoy enfadado (ed. Beascoa) – Es una tierna historia para ayudar a los niños a gestionar y superar el enfado. Entenderán la ira mejor y la tensión que sienten cuando se enfadan.
  5. Cuando estoy enfadado (ed. Anaya) – Cuenta la historia de un niño y cómo siente la rabia cuando uno se enfada y cómo ser capaz de reconducir ese momento para poder disfrutar.

 

Las manos no son para pegar

Reproducir vídeo

Los amigos que se golpeaban entre ellos y a los demás

Reproducir vídeo

MARIA LUISA PALOMINO GARCÍA
PSICOPEDAGOGA
LOGOPEDA

La Importancia de las Normas y Límites

diez reglas regañar a tu niño

Para qué sirven las reglas

  • Para el aprendizaje de hábitos y conductas adecuadas a su edad.
  • Para desarrollar sentimientos de autonomía y seguridad en sí mismos.
  • Para sentirse que es guiado en su crecimiento personal: (si tengo límites y normas es porque se ocupan de mí).
  • Para desarrolla sentimientos de pertenencia a la organización familiar y social.
  • Para desarrollar sentimientos de autoestima cuando logra conseguir las metas que las normas o límites le presentan.
  • Para desarrollar el autocontrol y la autorregulación.

Cuando no hay normas

  • El caos resultará inevitable.
  • Todos los miembros de casa sentirán inseguridad y ansiedad cuando exista falta de entendimiento.
  • Habrá confusión en cuanto al papel que cada uno debe jugar para tener un comportamiento adecuado.

Diez reglas para poner límites correctamente

 

  1. Regañar en el momento.
  2. Expresar los sentimientos.
  3. No caer en el chantaje emocional.
  4. Reconocer los sentimientos del niño.
  5. No descalificar al niño.
  6. No amenazar con la pérdida del cariño.
  7. No gritar continuamente por todo.
  8. NUNCA compararlos con otros.
  9. Evitar frases como “¡porque lo digo yo!, “porque si” etc…Utilizar fórmulas de cortesía con sus niños.
  10. No reñir por hábito, utilizar otras fórmulas más positivas para conseguir lo que queremos.

Para recordar

NECESIDAD DE UNAS NORMAS Y LÍMITES CLAROS Y COMPARTIDOS

NECESIDAD DE UNOS HORARIOS COHERENTES Y ADAPTADOS AL NIÑO

BUSCAR Y ENCONTRAR MOMENTOS PARA ESTAR JUNTOS

TOMAR LA FAMILIA COMO REFERENTE ESENCIAL DEL NIÑO

 

MARIA LUISA PALOMINO GARCÍA
PSICOPEDAGOGA
LOGOPEDA

Aprendemos a jugar

aprendemos a jugar xicotets

No es inusual que los niños pequeños  jueguen con rudeza entre ellos. La mayoría está aprendiendo cómo jugar con otros niños y cómo comunicar lo que quieren. Es común que los niños pequeños agarren el juguete con el que quieren jugar o empujen a alguien que está en su camino en lugar de pedir que se muevan.

Nuestro papel, es acompañar y ayudar al pequeño a lo largo de su desarrollo. Por ello, debemos de enseñarle que se han de respetar unos límites y unas normas.

¿Cómo lo hacemos?

 

  • Prohibido tirar juguetes. Se le dice que NO se tiran y se acompaña a recogerlo. Cuando estamos recogiendo fomentar dejar cada cosa en su lugar sin lanzarla: “despacito…con cuidado…”. Después reforzar la acción de recoger el juguete.
  • Prohibido empujar. Se le dice que NO y se le anima a pedir perdón. En esta edad suelen usar estos comportamientos como medio de juego:

     – Le redirigimos para que coja a la otra persona de la mano o le de toques para llamar su atención.

     – Fomentamos el lenguaje oral para que demande lo que desee.

  • Evitar los juegos de lucha o agresivos.
  • Fomentar juegos en los que se haya que respetar turnos y esperar.
  • Poco a poco hay que ir dando órdenes sencillas y animarle a que las cumpla. Después, reforzar positivamente mediante besos y halagos lo bien que lo ha hecho.
  • Es importante que poco a poco los niños vayan terminando tareas y respetando las normas:

Cuando no hay normas

 

  • El caos resultará inevitable.
  • Todos los miembros de casa asentirán inseguridad y ansiedad cuando exista falta de entendimiento.
  • Habrá confusión en cuanto al papel que cada uno debe jugar para tener un comportamiento adecuado.

 

MARIA LUISA PALOMINO GARCÍA
PSICOPEDAGOGA
LOGOPEDA